Donuts de queso y otros donuts salados que querrás hacer

De calabacín, caramelo salado, con trocitos de bacon… ¡Hay vida más allá de los clásicos donuts! Su masa esponjosa y suave es perfecta para agregar cualquier otro ingrediente, y no solo los típicos dulces. Toma nota de estas recetas de donuts salados para darle un giro original a los tuyos.

Donuts de queso y otros donuts salados que querrás hacer

Rosquilla, dona, berlina… Llámalos como quieras, pero los donuts tienen algo que nos chifla. Y además tienen la capacidad de gustar a (casi) todo el mundo. Si no, que les pregunten a Homer Simpson o, sin irnos tan lejos, a Dabiz Muñoz, quien ha lanzado una edición limitada de este dulce en colaboración con la marcha de bollitos más famosa. Te adelantamos a qué sabe: mantequilla tostada, vainilla, limón y chocolate con notas picantes.

Quizá los donuts que te proponemos no son tan sumamente elaborados, pero está claro que algo tienen de especial: ¡son salados! Sí, amiga. Estamos más que acostumbradas a sabores tradicionales como el chocolate o la fresa, pero ¿qué dirías de un donuts de bacon? Estas rosquillitas saladas son geniales si buscas un aperitivo o snack desenfadado y casual, además de sorprendente. 

Y lo mejor es que, haciendo nuestros propios donuts y adaptándolos a versiones saladas, podemos prescindir de tantos azúcares y grasas (entre otros). De hecho, hasta existen versiones healthy sin un gramo de azúcar. Otra de las ventajas es que podrás agregar alimentos que estén vagando por tu nevera y convertir esta en una receta de aprovechamiento. Queso, especias, embutido o verduras que tengas abandonadas. ¿Te ha picado el gusanillo? No te pierdas las recetas de donuts salados que te enseñamos a continuación.

VER 5 FOTOS

Donuts rellenos de queso

Bueno, bueno cheeselovers… Estos donuts parecen ‘los de siempre’, pero poco tienen que ver con los más tradicionales. Están rellenos de queso (preferiblemente, elige uno que se funda bien) y glaseados para que no pierdan esa cubierta crujiente que tanto les caracteriza.

Donuts de calabacín y parmesano

¿Un donuts de color verde? Efectivamente, y este color se debe al calabacín que incorpora la receta. Para hacerlos necesitarás, aparte de esta verdura: harina de almendras, queso de tetilla, parmesano, huevos, sal y algunas especias (pimienta, ajo y orégano). ¡Los amarás!

Donut de caramelo salado

Ni para ti, ni para mí. Este donuts aúna lo mejor del mundo salado y dulce con una cobertura de salted caramel o toffee. Remata con tu topping favorito. En este caso es crema de vainilla y un trocito de cookie. ¡Es el momento de ponerse creativa!

Donut de bacon crujiente

Puede parecer una combinación arriesgada, pero unos copos de bacon crujiente pueden dar un giro original a tu receta habitual de donuts. En este caso llevan además un glaseado cremoso de sirope de arce (que podrás encontrar fácilmente en supermercados).

Pizza donut

Dos de las comidas más foodporn que pueden existir, y además juntas. Sobre la masa de donut (mejor si lo divides a la mitad), coloca queso fundente (cheddar, queso para gratinar, azul…) y remata con pepperoni, jamón, o incluso alguna verdura suave, como los champiñones. 

#Dulce #Recetas #Recetas baratas #Recetas fáciles #Recetas para principiantes

Estas son las versiones fit de tus postres favoritos

Imagina poder disfrutar de una cheesecake, brownies o incluso donuts en su versión más saludable. No, no es un sueño: puedes versionar tus recetas dulces favoritas para hacerlas más healthy (e igual de ricas). Estas son algunas recetas de postres fit que te van a cautivar.

Estas son las versiones fit de tus postres favoritos

Disfrutar de un bizcocho, un pedacito de tarta o una cookie es, sin duda, uno de nuestros guilty pleasures (o placeres culpables) favoritos. Habitualmente son platillos golosos que conviene consumir con moderación porque a menudo pecan de contener altas cantidades de azúcares, grasas y también calorías. La buena noticia es que puedes recrear sus versiones fit para que no te pese tanto el comértelos con ganas.

Efectivamente, se puede convertir un postre en saludable sin que este deje de ser tentador y sí, continúa habiendo sitio para el chocolate en estas recetas (especialmente el cacao en polvo). La clave está en sustituir unos ingredientes por otros, desechando aquellos que contengan calorías y grasas innecesarias por otros que sean ricos en proteínas e hidratos de carbono complejos. Por ejemplo, las coberturas de queso en crema tradicionales se sustituyen por yogur griego sin azúcares o cremas de queso ligeras. 

También adquieren importancia los frutos secos, las frutas, la avena y las galletas sin azúcar. Y es que la mayoría de los postres saludables y fitness no contienen este ingrediente, ya que puedes sustituirlo por cualquier edulcorante de tu agrado. Si lo que quieres es disfrutar (pero de verdad) y sin preocuparte tanto por las calorías y cantidad de grasas, anota estos postres saludables que se convertirán en tus favoritos. 

VER 5 FOTOS

Tarta de crema y leche condensada

De primeras te costará creer que es un postre healthy, pero ciertamente lo es. Esta tarta tan instagrameable se elabora con galletas integrales sin azúcar, margarina light, edulcorante, crema pastelera (también en su versión saludable), agua y leche en polvo desnatada. 

Brownie fit de avena y almendras

Chocoadictas, este brownie de chocolate sin azúcar (sí, sí, sin azúcar) ha venido a conquistaros. Este postre no llega harina (¡sorpresa!), es muy proteico, contiene grandes cantidades de fibra e hidratos complejos. Para prepararlo, opta por cacao en polvo también sin azúcar.

Tarta charlota de mango

Esta es una de esas tartas de capas que enamoran. Existen numerosas variantes y esta es de mango, cremosa, crujiente y perfecta si eres fan de la fruta troceada. La cobertura podrás hacerla con yogur griego sin azúcar (puedes endulzarlo con edulcorante) y las capas, con galletas tipo María sin azúcar. Con esta pintaza no nos resistimos a probarla. 

Brownie de cheesecake con galleta

Este postre combina todo lo que un goloso necesita: brownie, crema de queso, galletas tipo Oreo y por supuesto, una buena cookie con chips de chocolate. Un 4 en 1 que además es mucho más saludable de lo que crees. ¿Te animarías a hincarle el diente?

Pancakes de tiramisú

A nadie le amarga un pancake, bien sea para desayunar o a media tarde. Y más si va acompañado de un topping de tiramisú. Estas tortitas están hechas con avena y la crema con la que se presenta puedes hacerla con yogur, queso crema y edulcorante. Puedes agregar cacao en polvo y avellanas y almendras troceadas. 

#Postres fáciles #Recetas #Recetas de chocolate #Recetas fáciles #Recetas ligeras #Recetas para principiantes

Adiós al ardor de estómago: estos alimentos son tus aliados

Los alimentos fritos o grasos, los cítricos, los platos picantes o las bebidas alcohólicas son algunas de las responsables de la acidez estomacal, muy molesta y a veces incluso dolorosa. Te mostramos algunos de los alimentos que puedes ayudarte con el ardor de estómago.

Adiós al ardor de estómago: estos alimentos son tus aliados

Seguro que después de una comida copiosa, una cena abundante (demasiadas fries y pizza, probablemente) o unas copas has empezado a experimentar una sensación de ardor en la garganta o la zona del pecho. Se trata del ardor de estómago, que genera una sensación desagradable y a veces dolorosa que puede interrumpir nuestra rutina diaria. Pero no te preocupes, que igual que existen alimentos que lo provocan, hay otros alimentos que te ayudarán a combatir la acidez.

Esta molestia se debe a que el ácido del estómago sube hacia el esófago, conducto que permite que la comida llegue desde la boca hasta nuestro estómago. Y los alimentos no son los únicos responsables: es habitual padecer de reflujo durante el embarazo o derivado de algunos medicamentos. Los ansiolíticos, antidepresivos, algunos anticonceptivos o los medicamentos contra los mareos en ocasiones empeoran el ardor estomacal. 

Algunos hábitos también ayudan a reducir la acidez. Por ejemplo, evitar las comidas muy abundantes, mantenerte relajada y alejada del estrés (practicando yoga o meditando), comer con tranquilidad o hacer deporte suave serán tus actividades aliadas. Aléjate de las bebidas gaseosas, el alcohol, los fritos, los cítricos, las comidas picantes o la cebolla, entre otros. Ahora bien, si quieres descubrir qué alimentos pueden ayudarte con el ardor de estómago, continúa leyendo. Bye, bye molestias.

VER 7 FOTOS

Zanahorias

Esta verdura cuenta con un forme aliado contra la acidez: los betacarotenos (que le aportan esa tonalidad naranja tan característica). Estos favorecen la regeneración de la mucosa intestinal. También son ricas en fibras solubles, así que ayuda a calmar las molestias derivadas del ardor. 

Cúrcuma

La cúrcuma, además de tener un color amarillo intenso fácilmente reconocible, destaca por sus propiedades antiinflamatorias y favorece el bienestar digestivo. Calienta leche y diluye un poco junto a un poco de canela. Mézclalo bien y notarás la diferencia. ¡Además es muy reconfortante!

Kombucha

O en general cualquier tipo de fermentado, como el kéfir o el chucrut. Estos alimentos son auténticos probióticos que ayudan a que nuestro sistema digestivo goce de buena salud, ya que son ricos en bacterias beneficiosas para nuestro organismo.

Plátano

Una vez ha alcanzado el punto de maduración, el plátano es una de las frutas más indicadas a la hora de combatir el ardor estomacal. Su consistencia y textura suaves ayudan a calmar la mucosa e incluso reducen el reflujo. Así que ya lo sabes: ten plátanos siempre en el frutero.

Patatas asadas

O cocidas, y mucho mejor si es en formato puré. Combinada con la calabaza y la zanahoria, este tubérculo te echará una mano a la hora de calmar el ardor. No obstante, si la consumes frita tendrá el efecto contrario (pues provoca acidez y es mucho más grasa).

Avena

La avena es un antiácido natural, ya que es rica en fibra soluble y mucílagos. Tómala con agua o leche (como si fueran unas gachas) para que esté blanda o bebe su versión líquida (en bebida vegetal) para calmar esa molesta acidez.

Manzana

La manzana es una de las frutas que más te ayudarán a calmar las molestias intestinales. Sus pectinas hacen que se reduzca la acidez estomacal, y puedes comerla tanto en crudo como hervida (si las molestias son más notables y estás pasando por una digestión difícil).  

#Nutrición #Trucos de cocina

Recetas deliciosas con la cebolla como protagonista

Aunque habitualmente la incluimos como ingrediente o acompañamiento de otros platos, la cebolla puede ser la estrella principal de numerosas recetas. Ya sea a la parrilla, cocida o frita, empezarás a verla con otros ojos. Apunta estas recetas con cebolla que te van a encantar.

Recetas deliciosas con la cebolla como protagonista

¿Qué sería de una tortilla sin cebolla? Ni lo sabemos, ni lo queremos saber. Y es que esta verdura anima cualquier plato, desde pescados al horno a sopas, aperitivos, pizzas o ensaladas. El caso es que lo más habitual es emplearla como elemento extra en nuestras creaciones gastro, cuando en realidad bien pueden ser el ingrediente principal. O por lo menos, compartir protagonismo con el resto. ¡Será por recetas con cebolla!

La cebolla es, dentro del marco de la dieta mediterránea, una verdura esencial. Habitualmente puedes utilizarla en crudo (para ensaladas), frita (para aportar un toque crunchy a hamburguesas, ensaladas o hot dogs), cocida (habitual en guisos y estofados) y encurtida (genial como aperitivo). 

En cuanto a las variedades, podrás encontrar cebollas dulces, blancas, rojas (un must en las recetas mexicanas), cebolletas y chalotas. Estas últimas se caracterizan por tener un sabor más suave y delicado. A la hora de elegirlas, asegúrate de que el bulbo sea brillante y esté bien cerrado, y que sea firme al tacto (si están blandas, mejor olvídate). Consérvalas lejos de la luz y en lugares secos, y si son frescas será mejor que las guardes en la nevera.

¿Eres fan de este ingrediente? Si esta verdura no puede faltar en tu cocina, ponte el delantal porque te enseñamos recetas con cebolla que son puro foodporn. ¡Empezamos!

VER 6 FOTOS

Sopa de guisantes y cebolla roja

Aunque la sopa de cebolla de toda la vida tenga un hueco reservado en nuestro corazón, en ocasiones se agradece dar un giro original. ¿Y qué hay mejor que esta sopa de guisantes y cebolla roja? Aparte de original, no necesitarás muchos ingredientes para elaborar. ¡Hazla con esos guisantes congelados que tienes olvidados!

Dip de cebollas caramelizadas

Que nos gusta una salsa, amigas. Ya sea para untar unos nachos como unas crudités de verduras, este dip de cebollas caramelizadas va a dar que hablar entre tus comensales. Para recrearla en casa necesitarás caramelizar las cebolla con sal, pimienta y un chorrito de vino hasta que se ablande. Después mezcla con tu queso crema de preferencia. 

Hamburguesa de calabaza y cebolla caramelizada

Las hamburguesas veganas suman cada vez más adeptos y ya las habrás visto (y probado) de tofu, lentejas, seitán o heura. ¿Pero de calabaza y cebolla? Pues sí, aunque también podrás agregar lentejas para enriquecer la receta y aportar textura, así como arroz y avena. Condimenta con tus especias favoritas y voilá.

Habas con cebolla encurtida

Ay, lo rico y reconfortante que resulta a veces un plato de cuchara. Y más si está elaborado con productos de la huerta, como estas habitas con cebolla encurtida. Sencillo y resultón, a la par que irresistible. ¿No te han entrado ganas de probarlo?

Aros de cebolla al horno

Y en versión fit. Estos aritos de cebolla están cubiertos por pan rallado con pimienta, pimentón y cebolla en polvo. No contienen aceite y para acompañarlos podrás elaborar salsas caseras (como ketchup o mayonesa de hierbas). ¡Dale vida a tus picoteos y entrentes!

Cebollas caramelizadas sobre lecho de polenta

La polenta son una especie de gachas elaboradas con harina de maíz que durante mucho tiempo han sido consideradas ‘la pasta de los pobres’. En esta receta se colocan cebollas caramelizadas con vinagre balsámico y alubias blancas al horno sobre esta peculiar masa de maíz. ¿El resultado? Un plato original del que te vas a hacer muy fan.

#Aperitivos #Recetas #Recetas baratas #Recetas fáciles #Recetas para principiantes #Verdura